» Novedades Fundación Soldados » 12 de febrero de 1817, Aniversario de la Batalla de Chacabuco. »


12 de febrero de 1817, Aniversario de la Batalla de Chacabuco.



12 de febrero de 1817, Aniversario de la Batalla de Chacabuco.


El Regimiento de Granaderos a Caballo “Grl San Martin”, participo del 198 aniversario de la Batalla de Chacabuco. La ceremonia se realizo en Plaza San Martin, y estuvo Precedida por el Sr Secretario del Ejercito Grl Br José Eduardo Arce, participaron también el Comandante de la Guarnición Militar Buenos Aires, Grl Br Claudio Ernesto Paskualini, el Jefe de Regimiento de Granaderos a Caballo Grl San Martin Cnl Diego Lopez Blanco, autoridades militares de distintos países e instituciones invitadas.  

El acto comenzó con la presentación de los efectivos formados por parte del Jefe de Escuadrón Chacabuco, Cap Esteban Gonzalez al Señor Secretario General del Ejército. Acto seguido la Fanfarria Militar Alto Perú interpretó los Himnos de Argentina y Chile. Posteriormente se rindió honores a los caídos en combate con la colocación de ofrendas florales al pie del monumento del Libertador y también a través de las palabras de la Profesora Emilia Edda Menotti, el Agregado militar de Chile en Argentina Cnl Eduardo Rodriguez y el Jefe del Regimiento de Granaderos a Caballo. Para finalizar la Fanfarria Militar Alto Perú interpretó la marcha de San Lorenzo para despedir al público presente.

La Batalla


Para fines de 1816, el Ejército de Los Andes se encontraba en capacidad de poder cruzar la cordillera de Los Andes y librar una batalla decisiva en territorio chileno. Había que esperar hasta principios de enero para hallar las rutas, sendas y pasos en óptimas condiciones de ser atravesados por las tropas. Entre el 18 y el 19 de enero el ejército patriota encaró el cruce de la cordillera de Los Andes.

El día 19 de enero partió el 4to Escuadrón de Granaderos a Caballo junto con 4 Compañías de Granaderos a pie y Cazadores (de los Batallones N ros 7 y 8) a órdenes del Sargento Mayor José Melián; el día 20 lo hará 3er Escuadrón de Granaderos a Caballo a órdenes del Sargento Mayor Manuel Escalada. El 22, la Escolta del General en Jefe del Capitán Mariano Necochea y el 23, lo harán el 1er Escuadrón a órdenes del Sargento Mayor Nicasio Ramallo y el 2do Escuadrón de Granaderos a Caballo con el Teniente Coronel Manuel Medina.

Durante esta maniobra, las vanguardias de ambas columnas libraron diferentes encuentros derrotando a las avanzadas realistas:

24 Ene / 4 Feb: Combates de Potrerillos y Guardia Vieja.
4 Feb: Combate de Achupallas
7 Feb: Combate de Las Coimas.

El día 8 de febrero de 1817, el General San Martín comunicó al Director Supremo que a su pesar, no podía continuar con la persecución a los realistas por el estado de la caballada. Luego de combatir durante seis días a las avanzadas realistas, el estado del ganado équido y mular era alarmante. Ahora emplearía el tiempo en poder reemplazar a los 1.200 caballos inutilizados por la aspereza de las sierras.

En la madrugada del 9 de febrero, el Teniente Coronel Melián con el 3er Escuadrón de Granaderos a Caballo, fue adelantado en reconocimiento hasta la cuesta de Chacabuco (bifurcación de caminos Cuesta Vieja y Cuesta Nueva, en el sector de Manantiales). Melián ocupó el valle del río Aconcagua, controlando el puente y adelantó distintas partidas de exploradores, hasta tomar contacto con el enemigo en la cuesta de Chacabuco. El Ejército de Los Andes acampó un poco más al norte de la mencionada cuesta.

El Comandante del Ejército de Los Andes reunió a todos sus Comandantes de División y Jefes de Cuerpo y los impuso de la situación que se estaba viviendo. Les manifestó que su plan inicial de ataque estaba previsto para el día 14, día en que ya se reuniría la Artillería de Campaña que todavía estaba cruzando. Sin embargo, la oportunidad de destruirlo por partes, antes de que se reúna con refuerzos de Santiago, lo obligaba a emprender un ataque rápido “en cualquier parte donde lo encontrase.

Por la mañana del 11 de febrero, se organizaron las Divisiones de O’Higgins y Soler y comenzaron la aproximación. A las 18:00 Hs se ordenó que se reviste el abastecimiento y equipo para la batalla. Antes de la medianoche se impartió la orden de avance y se adoptó el dispositivo para el ataque.
A las 02:00 Hs de la madrugada del 12 de febrero de 1817, las dos Divisiones patriotas iniciaron la marcha, encabezando las mismas, la columna de Soler. El Brigadier chileno O´Higgins destacó una guerrilla del Batallón Nro 8 sobre el flanco izquierdo de la posición realista, para buscar atraer a las fuerzas realistas de la cima de la cuesta; mientras el grueso del mismo batallón accionó por el flanco derecho, cargándolos a la bayoneta.

Al comprobarse la ausencia del enemigo en la Cuesta, San Martín modificó rápidamente sus planes: A la División O´Higgins, se le ordenó que persiga el repliegue realista por el camino de la Cuesta Vieja, entreteniendo el frente enemigo sin sobrepasar el Morro de las Tórtolas Cuyanas; una vez que se concretara el ataque de Soler por el flanco, continuaría el ataque sobre las posiciones enemigas. Complementariamente, el 3er Escuadrón de Granaderos se agregó a la División de O’Higgins. A la División Soler, se le ordenó que avance por el camino de la Cuesta Nueva, atacando por el flanco oeste a las tropas realistas posicionadas más al sur y con los Escuadrones de Granaderos y la Escolta, envolver por el flanco y la retaguardia el remanente del dispositivo realista. Segregaría a la División O´Higgins, el 3er Escuadrón de Granaderos a Caballo.

El Grl realista Maroto recibió los desesperados mensajes del sargento Mayor Marqueli (realista) sobre el avance del ejército patriota y le volvió a repetir la orden de mantenerse en la cuesta de Chacabuco. Sin embargo, cuando la vanguardia de Maroto alcanzó el Cerro Chingüe, ya pudo divisar como eran sobrepasadas las fracciones de Marqueli y perseguidas por la caballería independentista. De inmediato le ordenó al Teniente Coronel Quintanilla que con sus Carabineros, bloqueara la penetración patriota.
Con las primeras luces el General San Martín ocupó la cima de la cuesta, observando la retirada del Destacamento de Marqueli y el dispositivo del ejército (realista), apoyado sobre la meseta al norte de la Hacienda de Chacabuco. Pasadas las 10:00 Hs la División O´Higgins alcanzó el pie del Morro de las Tórtolas Cuyanas. Una hora después, el Comandante chileno ordenó desplegar a sus unidades (el Regimiento de Granaderos a Caballo, el Batallón Nro 7 y el Batallón Nro 8) por delante del Cerro Los Halcones, para ejecutar un ataque frontal sobre las posiciones reales de los Cerros Guanaco y Quemado.
El Regimiento de Granaderos chocó con un zanjón al frente (Estero de las Margaritas) y quedó detenido, recibiendo fuegos de los Cerros Chingüe y Victoria. El Batallón Nro 8 fue el más castigado desde los cerros Guanaco y Quemado y momentos después se dispersó hacia retaguardia. Se ordenó la retirada y toda la División se replegó a cubierto detrás del morro de las Tórtolas Cuyanas.

San Martín resolvió intervenir personalmente en la batalla (la situación parecía irreversible si triunfaba el ataque realista). Empuñando la bandera de Los Andes, apareció al galope, por la retaguardia mostrando la bandera a los granaderos y a los infantes de los batallones. Este solo gesto bastó para que los granaderos a caballo, formaran con el Coronel Zapiola detrás de su antiguo Jefe de Regimiento. San Martín entregó la bandera nuevamente al Portaestandarte del Ejército y desenvainó su sable corvo mostrando el dispositivo enemigo; el trompa de granaderos tocó a la carga. Faltando 200 m para chocar con el enemigo, el fuego realista disminuyó y se incrementó la lucha hacia el oeste. San Martín continuó el avance con el 1er y 2do Escuadrón, y el 3ro cargó sobre un claro sableando a los artilleros realistas en sus piezas. Siendo las 13:30 Hs se observó que sobre el oeste había progresado la vanguardia de la División Soler y que las Compañías del Batallón Nro 1 de Cazadores patriotas asaltaban a la bayoneta al enemigo sobre el Morro del Chingüe. El Comandante de la Escolta del General. San Martín, Mariano Necochea y el 4to Escuadrón de Granaderos, se lanzaron a la carga por el flanco izquierdo y la retaguardia del dispositivo realista buscando a la caballería enemiga que trató de escapar del campo de batalla. Ahora, todo enemigo que trataba de huir era interceptado por la caballería de Necoche. El General San Martín entregó el mando del Regimiento de Granaderos al Coronel Zapiola.

Tras la conquista de todas las alturas, el ejército patriota inició la persecución de los restos de la fuerza real hasta la Hacienda de Chacabuco, donde los realistas formaron un cuadro (de cerca de 500 hombres) para resistir la última embestida patriota. Este combate apenas duró unos quince minutos, produciéndose severas bajas, ocasionando que el mismo se disperse. Otros realistas, se rindieron a discreción

Los Granaderos a Caballo, persiguieron a los restos realistas hasta el Portezuelo de la Colina (20 Km de Chacabuco) y regresaron al campo de combate. La persecución como se explicó, no se pudo profundizar debido al estado de la caballada y de su herraje. A las 14:00 Hs el Ejército de Los Andes había pasado al descanso.



Aniversario de la Batalla de Chacabuco Aniversario de la Batalla de Chacabuco


Aniversario de la Batalla de Chacabuco Aniversario de la Batalla de Chacabuco




flecha Fuentes: Gacetilla de Prensa Regimiento de Granaderos a Caballo / Carlos Ravazzani Ph.


Novedades Fundasol leer mas

Fm Soldados

click aquí para escucharnos a través de tunein.com
Entra a ver los beneficios Suscriptores
Credito Full S.A.
Credito Full S.A.
Publicidad Sociedad Militar Seguro de Vida

El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

Cultura e Historia

Fundacion Soldados
Av. Santa Fe 4815 1º Piso,
Ciudad Autónoma de Buenos Aires, República Argentina.CP: 1425
Nuestro horario de atención: Lunes a viernes de 9 a 17 hs
Nuestros teléfonos: (5411) 4346-6100 Interno: 1099 / 2874










diseño web: ana gallardo