El ejército Argentino

Argentina es un gran estado situado en el sur de Sudamérica. Con una superficie de casi 2.767.000 km2, la República tiene fronteras terrestres con 5 estados del continente. El país limita con Bolivia y Paraguay al norte y con Brasil al este. Uruguay es el vecino de Argentina por el este. A lo largo de toda la frontera occidental, una estrecha franja de tierra se extiende por Chile.

Perfil del país

La costa oriental de Argentina está bañada por el océano Atlántico. El país está dividido en 23 provincias y un área metropolitana federal. El país tiene una población de más de 44 millones de personas que hablan principalmente el español, la principal lengua oficial. Buenos Aires, la capital, es un importante conglomerado político y económico con una población de más de 15 millones de habitantes (incluyendo los suburbios). Argentina se convirtió en un Estado soberano independiente cuando declaró su independencia el 9 de julio de 1816. Argentina recibió el nombre de «Argentina» en 1826.

Breve historia del ejército argentino y su liderazgo a finales del siglo XIX y principios del XXI

Las fuerzas armadas profesionales de Argentina se formaron durante las últimas décadas del siglo XIX. El ejército argentino permaneció bajo el estricto control de las autoridades civiles hasta 1930, cuando el presidente Hipólito Irigoyen fue derrocado por 1.500 soldados. Desde entonces, los militares han aumentado enormemente sus poderes y han derrocado al país por la fuerza en varias ocasiones.

De 1976 a 1983, tras un golpe de Estado y el derrocamiento de la presidenta Isabel Perón, una junta militar dirigida por el general J.R. Perón dirigió Argentina. Р. Videla y el almirante E. E. Massera. Durante este periodo, el país vivió una época de reorganización nacional que llevó a la detención ilegal de más de 30.000 personas. Más de 10.000 personas identificadas como enemigos del régimen político fueron asesinadas. El gasto militar, que llegó a representar el 25% del presupuesto anual del país, provocó una hiperinflación (más del 300% anual). El gobierno militar impuso la austeridad prohibiendo el aumento de los salarios y otras prestaciones sociales.

A principios de la década de 1980, el colapso de los tres mayores bancos del país trajo consigo una nueva ronda de crisis. Para distraer a la población de los problemas económicos internos, el general Leopoldo Galtieri, que dirigía Argentina en 1982, emprendió un desembarco militar en las Malvinas, al este del continente, un protectorado en manos de los británicos desde hacía 150 años. La operación fue rápida como un rayo y terminó el 2 de abril con la rendición de las tropas argentinas a los británicos, la muerte de más de 1.000 soldados argentinos y la destrucción de 60 aviones de combate.

Reynaldo Bignone fue sustituido pronto como jefe de Estado y del ejército nacional, pero su política de represión continuó.

No fue hasta diciembre de 1983 que un representante de la sociedad civil, Raúl Alfonsín, llegó al poder. Pone al ejército argentino bajo control civil, organiza el enjuiciamiento de los líderes de la junta militar y lleva a cabo una serie de reformas económicas. Pero estas reformas también provocan un importante descenso de la producción industrial y un considerable malestar en el ejército.

El posterior Carlos Menem introdujo una serie de nuevas reformas económicas, reduciendo la inflación del 5000% al 4% anual y una tasa de crecimiento económico nacional del 30%. Sus políticas llevaron al país a un impago técnico de su deuda externa en 2001. Para entonces, el control de los militares sobre la dirección civil del país había disminuido considerablemente.

La composición de las fuerzas armadas argentinas en la actualidad
El presidente de Argentina es el comandante en jefe de todas las fuerzas armadas y nombra a los comandantes de todos los cuarteles, unidades y ramas de servicio. Las Fuerzas Armadas argentinas están directamente subordinadas al Ministro de Defensa de Argentina, que dirige el Ministerio de Defensa nacional.

Con la aprobación del Congreso Nacional, el presidente de Argentina tiene derecho a entrar en guerra con otros países, declarar el estado de emergencia y la movilización general.

También es el presidente de la Comisión de Defensa Nacional. En la actualidad, las fuerzas armadas de la República Argentina incluyen las siguientes ramas militares:

fuerzas terrestres;
fuerzas aéreas;
la marina;
Gendarmería Nacional;
La Prefectura Marítima (tropas costeras y litorales).

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.