Modelismo » Modelismo Ficción: Tanque Nahuel II »


Modelismo Avanzado


Modelismo Ficción: Tanque Nahuel II.







Maqueta: Juan Carlos Heredia
Texto : Ernesto Navarro

Juan Carlos Heredia, nos comparte uno de sus excelentes trabajos de modelista. Producto de su imaginación surgió este “supernahuel” que impresiona por su expresión de agresiva potencia.



Presentamos este excelente trabajo de este modelista argentino, abriendo una nueva temática: el modelismo ficción.

En esta primera presentación, nos sorprende con este “Nahuel II”, fruto de su imaginación y creatividad. El autor, nos brinda así una visión fantástica de lo podría haber sido un desarrollo del legendario Tanque Nahuel DL 43.

Nahuel DL 43



El “Nahuel” DL 43, fue un desarrollo que realizó la Argentina, durante los años de la Segunda Guerra Mundial, ante la imposibilidad de adquirir estos tipos de vehículos a los tradicionales países proveedores de armamento. Se pudo completar una pequeña serie de doce vehículos, cuya aparición en los desfiles militares sorprendió a los observadores de otros ejércitos. Es que si bien Argentina contaba con una creciente industria liviana de sustitución, nada hacía pensar que contase la capacidad de producir tanques medianos, similares a los empleados en el teatro de operaciones europeo.

El “Nahuel” DL 43, del cual existe en nuestra columna, un artículo presentando un excelente modelo a escala, poseía una fuerte semejanza al tanque mediano norteamericano M-4 “General Sherman”. El proyecto Nahuel, no pasó de esta experiencia, sus deficiencias mecánicas, entendible por las circunstancias y limitaciones en que fue diseñado y construido, hicieron que pronto quedase relegado ante el masivo arribo de los probados M-4 “Sherman”. Lamentablemente, no se preservó ningún ejemplar de esta proeza de la ingeniería militar argentina.

Heredia inicia con este “tanque de ficción”, una especialidad del modelismo mundial actual, en que los trabajos expresan la creativa imaginación de sus autores. Es un ejercicio de la fantasía que nos deleita con resultados ingeniosos, cuando no sorprendentes.

Bautizado como “Nahuel II”, imagina un hipotético desarrollo de este tanque argentino, allá por el año 1949. El resultado es una versión mucho más potente que el tanque concebido por Baisi en 1943 y que fuera “presentado en sociedad” por primera vez en 1944.

Lo más notable, es el reemplazo del cañón Krupp L 30 Modelo 1909 de 75 mm (una pieza poco apropiada para el combate de blindados), por el excelente y mortífero cañón KwK 43 de 88 mm L/71. A similitud de los Sherman “Firefly”, carece de ametralladora frontal. Una medida necesaria para aumentar la capacidad de almacenar los grandes proyectiles de 88 mm.

La torre ha sido modificada, para montar este enrome cañón, y un telémetro de coincidencia, similar a los usados en el Panther. Notable es la gran prolongación posterior para permitir el largo retroceso del potente “88” y contrabalancear el peso de la larga caña. El modelo de ficción presenta una gran cantidad de soldaduras, producto de cierta premura en tenerlo listo cuanto antes para la acción.

El casco mantiene el blindaje original, inclinado al estilo de los tanques alemanes Panther. También es de notar el refuerzo realizado mediante la colocación de un tramo de oruga, una práctica habitual durante la IIda Guerra Mundial. Se mantiene la posición de las herramientas a los costados del blindado y se le agrega un canasto en la parte trasera de la torre para la estiba de distinto tipo de material.

En la parte trasera del blindado, se le agregaron soportes para tanques de combustibles suplementarios, imitando la solución rusa para incrementar la autonomía de los blindados.
Nahuel II Nahuel II
Nahuel II Nahuel II
Nahuel II Nahuel II
Nahuel II Nahuel II
Nahuel II Nahuel II

El modelo mantiene el estilo de tren de rodamiento del Nahuel DL 43, convenientemente reforzado, paras soportar el peso que implica la nueva torre y el largo “88”. Hay modificaciones en las ruedas tractoras y tensoras que lo asemejan al sencillo y robusto sistema del tanque M-4 “Sherman”. Es de destacar el empleo de ruedas perforadas en el primer par de rodamiento delantero para compensar el aumento de peso producido por el largo cañón. Las orugas, más anchas, permiten mantener una aceptable presión sobre el suelo pese al aumento de peso, y le otorgan un aire más “sólido” y agresivo.

En los laterales posteriores de la torre, es posible observar en color negro y grandes dimensiones, unos números de tres dígitos. Estos eran frecuentemente empleados en las unidades alemanas. Uso luego se extendió a los ejércitos aliados. Este código identifica el número de tanque, la sección y escuadrón al que pertenece. Se observa también la escarapela nacional, que poco más tarde fue sustituida por el sol flamígero, inicialmente en color amarillo.

Los tripulantes visten el uniforme de campaña de la época, conocido como “marrón terroso”. Este imaginario tanque, fue bautizado con el nombre de un heroico jefe de Caballería, el Coronel Carlos Luis Federico de Brandsen. Este francés al servicio de las armas argentinas, cayó al frente de su regimiento en la Batalla de Ituzaingó, el 20 de febrero de 1827.

Dejó como legado una distinguida carrera militar, caracterizada por su valor y grandes conocimientos del combate de caballería.

Hasta la próxima entrega.




Volver


Novedades Fundasol leer mas

Fm Soldados

click aquí para escucharnos a través de tunein.com
Entra a ver los beneficios Suscriptores
Credito Full S.A.
Credito Full S.A.
Publicidad Sociedad Militar Seguro de Vida

El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

Cultura e Historia

Fundacion Soldados
Av. Santa Fe 4815 1º Piso,
Ciudad Autónoma de Buenos Aires, República Argentina.CP: 1425
Nuestro horario de atención: Lunes a viernes de 9 a 17 hs
Nuestros teléfonos: (5411) 4346-6100 Interno: 1099 / 2874










diseño web: ana gallardo